martes, 2 de mayo de 2017

PIKO PIKO el gusanito



Piko Piko el Gusanito, es un juego de  Reiner Knizia, autor prolífico y de grandes títulos. El juego se publicó por primera vez en 2005. Pueden jugar de 2 a 7 jugadores, a partir de 8 años y su duración viene a ser de unos 20 minutos, por ello es considerado un filler o juego rápido.
Nuestro papel es ser pollos hambrientos deseosos de comer gusanos.
El objetivo del juego es ser el pollo que más gusanos consiga al final de la partida.
Preparamos la parrilla de gusanos ordenados según los números consecutivos del 21 al 36 y estas serán las 16 raciones posibles. Disponemos de ocho dados cúbicos que van a ser los que nos van a permitir mediante distintas tiradas conseguir, como resultado de la suma de los dados, el resultado de los números 21, 22,…hasta el 36.


Desarrollo de la Partida
Una partida consta de un número indeterminado de turnos hasta que se cumple la condición de finalización. En tu turno, el objetivo será obtener una nueva ficha de gusanos, ya sea de la parrilla central o de la parte superior de la pila de un rival.
Para ello seguirá el siguiente procedimiento:
1.      Lanzar los dados y agrupar los dados por valores.
2.      Reservar el grupo de dados (puede ser un solo dado) de un valor que no hayamos reservado previamente.
3.      Tomar loseta (si es posible y el jugador así lo desea). Si no es posible reservar al menos un dado porque todos los valores resultantes ya han sido reservados en tiradas anteriores, el turno finaliza inmediatamente. Se llama tirada fallida.
Para tomar una ficha de gusano debe cumplirse una de estas condiciones:
  • Se debe reservar al menos gusanos o un gusano y la suma de los dados reservados ser igual o superior a alguna de las fichas que queda en la parrilla (los gusanos suman 5). En este caso, el jugador puede tomar la ficha cuyo valor más se acerque a esta cantidad sin pasarse y colocarla en la parte superior de su ficha.
  • Teniendo dados con gusanos reservados, la suma de los dados reservados debe ser exactamente igual a una de las fichas que se encuentre en la parte superior de la pila de fichas de un rival. En este caso, el jugador puede robar dicha ficha y colocarla en la parte superior de su pila de fichas.
Si el turno del jugador ha finalizado sin que haya podido tomar una ficha de gusano, entonces el jugador está obligado a desprenderse de la loseta que se encuentre en la parte superior de su pila, devolviéndola a la parrilla (reordenando la fila) y volteando la ficha de mayor valor, que ya no estará disponible en lo que resta de partida.
Una vez finalizada la jugada el turno pasa al siguiente jugador.

 Fin de la Partida
La partida acaba cuando en la parrilla no quedan fichas bocarriba. Los jugadores suman el número de gusanos de las fichas. El jugador con más gusanos será el ganador. En caso de empate, el vencedor será el jugador con la ficha de mayor valor.

Una de las finalidades del juego consistió en la lectura comprensiva de las reglas del juego para después jugarlo. Otras han sido la toma de decisiones de riesgo  y la realización de cálculos mentales  rápidos de sumar y/o multiplicar, así como explorar estrategias ganadoras.
Ha sido utilizado en contexto de grupos interactivos con un resultado motivador , de respeto de turnos de juego y cumplimiento de las reglas, a la vez todos  han estado pendientes de las decisiones de los demás, con un grado alto también de concentración, participación e implicación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario